Fortnite en el baile legal

Tres bailarines demandan a Fortnite por sus movimientos de baile y emotes.

En caso de que no lo hayas escuchado, Fortnite es ahora el título de consola más popular y exitoso de todos los tiempos. Este éxito significa que Fortnite está ganando ingresos récord y actualmente cuenta con más de 200 millones de jugadores en todo el mundo.

Pero ahora Fortnite se enfrenta a batallas legales por la violación de los derechos de autor.

Tres personas han demandado a Epic Games, el editor de Fortnite. Afirman que el popular juego les robó sus movimientos de baile y los convirtió en emotes para que los jugadores los interpretaran.

Si aún no has jugado Fortnite, es posible que no entiendas lo que son los emotes y por qué están causando serias acciones legales.

Esencialmente, los emotes son acciones que los jugadores pueden comprar para que sus personajes las realicen en el juego. Los jugadores usan emotes para celebrar victorias o burlarse de sus oponentes.

Entonces, ¿dónde entra en juego la infracción de los derechos de autor?

Bueno, los movimientos de baile populares de la vida real a menudo forman la base de los emotes y movimientos de baile que se encuentran en el juego.

Tres reclamantes, incluyendo la rapera 2 Milly, acusan a Fortnite de usar sus bailes sin permiso, y de ganar dinero con ello.

«La gente dice:’Veo gente haciendo tu baile en los videos de YouTube, ¿vas a demandarlos?’ Es como la promoción, en realidad, es difundir la marca», dice 2 Milly. «Pero cuando vendes lo que alguien más creó, se convierte en robo.»

Ahora, los tres han presentado una demanda contra Fortnite por violación de derechos de autor. Además, el bufete de abogados Pierce Bainbridge Beck Price & Hecht se encarga de los tres casos.

¿Qué movimientos están causando todo el caos?

El movimiento de baile viral característico del rapero 2 Milly, el’Milly Rock’, influyó en la emoción del’Swipe It’. Estrellas de Rihanna a Travis Scott han realizado el movimiento en el escenario.

El siguiente es el «Floss», popularizado por Russell Horning, también conocido como el «Backpack Kid» de Instagram.

Por último, Alfonso Ribeiro, de The Fresh Prince of Bel-Air, reivindica el «baile del Carlton».

¿Qué pasa después?

El proceso de reclamar la propiedad de los derechos de autor está plagado de problemas. Esto es particularmente cierto cuando se considera la longitud extremadamente corta de estos movimientos de baile usados en los emotes de Fortnite.

Según Christine Lepera, una abogada que representa a Drake, Timbaland y otros: «No se pueden registrar ciertos movimientos de baile que son genéricos. Por lo que he visto en Internet, he hecho estos movimientos en la clase de hip-hop durante años – es un pivote, un talón, un talón, un talón y un movimiento de brazos».

No importa cuál sea el resultado de estos casos legales, es probable que el editor de juegos vea alguna reacción. Además, es probable que afecte a la industria de los juegos de azar en general. Ahora, otros creadores se enfrentan a la posibilidad de casos similares.